Trucos para mantener la proactividad en Temporada Baja

 

A medida que el frío avanza, a menudo nos vemos luchando por encontrar la motivación para salir de nuestras camas cálidas y acogedoras y llegar a nuestras sesiones de entrenamiento matutinas. ¡Es tan tentador presionar el botón de repetición de alarma de tu despertador! Si esto te suena familiar, prueba nuestros 10 trucos rápidos para mantener tu motivación, alcanzar tus objetivos y seguir alcanzando nuevos límites durante el clima frío. Brrrrrr !!!

Levántate tan pronto como suene la alarma del despertador, ¡No pongas la repetición de alarma!

Poner la repetición de alarma hace que sea aún más tentador quedarse en la cama y omitir la sesión de la mañana. Es más, repetir la alarma puede causar confusión en tu cuerpo; Lo estás engañando para que vuelva al “modo de suspensión”. Esto puede hacer que te sientas más cansado a lo largo del día, lo que se conoce como inercia del sueño. Por lo tanto, levántete tan pronto como suene la alarma, incluso antes de que tengas la oportunidad de considerar saltarte tu sesión de entrenamiento matinal. Cuando despiertes, piensa en una cosa que realmente te entusiasma hacer ese día y la motivación se activará.

Haz la cama por la mañana

Esto simboliza que es hora de  comenzar sel día y que el reposo ya ha terminado. Inconscientemente, puede hacer que te sientas más alerta y preparado para el día. Una acción que dura 30 segundos pero te dará más energía para aforntar el día.

Invierte en una caja de luz

Una caja de luz es una lámpara, que ha sido diseñada para imitar el efecto de la luz solar natural. Estas cajas de luz están destinadas para personas con trastorno afectivo estacional, pero son adecuadas para cualquier persona que se sienta triste, letárgica y cansada durante el invierno debido al cambio de clima.

Usar una caja de luz por la mañana te aportará mayor energía y mejor humor. Muchos vienen con una alarma, y lentamente se hacen más brillantes en el período previo a la alarma, imitando un amanecer, perfecto para esas mañanas cuando te despiertas en la oscuridad.

Está comprobado que despertarse en la oscuridad es más difícil, ya que nuestros niveles de melatonina están conectados a la detección de luz. La melatonina es la hormona del sueño, que se libera a lo largo de tu sueño. Cuando detectes luz, los niveles de melatonina bajarán, la luz liberada por una caja de luz activará esta supresión de la melatonina, haciendo que sea más fácil despertarse.

Comprueba tus niveles de vitamina D

Si te sientes más cansado de lo normal durante el invierno, es posible que tengas una deficiencia de vitamina D. Esto se debe a que tenemos menos exposición durante el día a la luz natural, una fuente clave de vitamina D, que es crucial para muchos procesos en nuestro cuerpo. Recomendamos concertar una cita con tu médico para revisar tus niveles de vitamina D.

Reserva una clase, una entrenamiento privado o una sesión de entrenamiento con un amigo.

Tener planes de entrenamiento con terceras personas significa que es mucho más difícil saltarse la sesión de entrenamiento matutino y volver a la cama. Además de esto, hace que la sesión sea más entretenida.

Convence a un amigo para que se encuentre contigo en el gimnasio para hacer ejercicio y poneros al día. No querrás defraudarlo. Si has reservado y pagado por una sesión con un entrenador personal, omitir simplemente ya no es una opción, ya que te estarán esperando, además ¿la pérdida financiera realmente vale la pena el tiempo extra en la cama?

Prepara la bolsa y tu equipación de entrenamiento la noche anterior.

Preparar todo lo que necesitas para mañana la noche anterior significa que tienes muy pocas cosas que hacer por la mañana antes de salir de casa para afrontar tu sesión de entrenamiento. Solo necesitas despertarte, vestirte, lavarte los dientes, coger tu bolsa y marcharte, ¡Simple! Esto hace que ponerte en marcha por la mañana sea rápido y fácil, con poco tiempo para excusas que te impidan ir a entrenar.

Usa la equipación adecuada

¿Estás debidamente equipado para afrontar las mañanas frías de invierno? Si tus músculos no están lo suficientemente calientes durante el entrenamiento, se pondrán rígidos y aumentará el riesgo de lesión. Llevar la equipación adecuada, que te haga sentir bien, hará que tu nivel de motivación se mantenga alto y que mejore tu rendimiento.

Créate (o que te creen) una buena rutina de entrenamiento y síguela.

Cuando tienes una buena rutina, las sesiones de entrenamiento de la mañana sean mucho más fáciles. Tu cuerpo y tu mente saben qué esperar y están acostumbrados a ello. Si duermes hasta el mediodía del domingo por la mañana y luego intentas levantarte a las 5 a.m. del lunes por la mañana, te vas a encontrar fatal, ya que tu rutina es muy esporádica. ¡Levántate a horas similares todos los días y luego es posible que ya te despiertes naturalmente y ni siquiera necesites poner la alarma! Puede ser difícil durante las primeras semanas, pero luego se vuelve más fácil.

Escribe las razones por las que haces triatlón y pégalo en la pared.

Esta es una gran manera de recordarte constantemente por qué estás entrenando. Pregúntate:

¿Por qué elegiste hacer triatlón?
¿Por qué es importante el triatlón para ti?
¿Por qué quieres competir en 2019?

Establece mini objetivos

Es posible que Tu próximo triatlón no sea hasta ya avanzado el 2019, que parece estar muy lejos y que a veces hace que sea difícil mantenerse motivado. Para mantenerte concentrado y encaminado, ponte metas pequeñas o reserva algunas carreras más informales con plazos más pequeños. Esto ayudará a mantener tu nivel de motivación, ya que estarás alcanzando tus metas constantemente. Escribe estos objetivos fáciles y manejables en un calendario, así tendrás la increíble satisfacción de ir marcándolos.

Come 5 piezas de fruta/verdura al día

Mantener una dieta saludable durante todo el invierno te proporcionará muchas vitaminas y minerales, un sistema inmunológico fuerte y mucha energía. Tratar de comer al menos 5 frutas y verduras por día es un excelente primer paso para una alimentación saludable. La mayoría de los institutos de investigación, incluido el Servicio Nacional de Salud, recomiendan comer al menos 5 frutas y verduras por día para mejorar tu salud en general. Asegúrate de que al menos 3 de estos sean vegetales, ya que las frutas pueden tener un alto contenido de azúcar.

Calienta en interior

Siempre que sea posible, te recomendamos que intercambies las sesiones al aire libre por sesiones en el interior tanto como sea posible. Sin embargo, a veces las sesiones al aire libre son más convenientes o inevitables.

Si estás planeando salir a  correr o practicar ciclismo al aire libre, calentar en interior significa que, cuando sales al exterior, ya estás relativamente activo. Esto es mucho mejor para tus músculos, además de hacer que el entrenamiento sea más soportable.

Share This