2020: la temporada de triatlón que nunca existió

2020: la temporada de triatlón que nunca existió

Cómo los triatletas podemos lidiar con el brote del Coronavirus

A medida que se suceden los aplazamientos, arruinando tus planes de competición uno por uno, está bastante claro que la temporada 2020 ha tenido un comienzo un poco en falso. Hace dos semanas, te habrían perdonado por tu maravillosa ignorancia, esa postura de ‘nunca me alcanzará’, pero ahora es bastante claro ver que  cuándo se trata de entrenar o competir, el año 2020 es el año en el que vas a tener que cambiar un poco tus manera de verlo todo.

Decir que estás molesto sería quedarse corto. Como triatleta, estás perdido sin un objetivo, y con muy pocas opciones de nadar ir en bici o correr en el calendario, aparentemente lo único que queda por hacer es revolcarte en la nube de abatimiento que envuelve las redes sociales hoy en día.

Pero primero, veamos la situación en perspectiva. El triatlón es solo un deporte, un deporte que nos llena y nos consume, por supuesto. A pesar de haber desembolsado miles de Euros en una bicicleta crono, y de organizar las vacaciones familiares para que coincidan con tu próximo Ironman, algunas cosas tienen prioridad, y la salud es una de ellas.

Por supuesto, todos nos sentimos empáticos con los organizadores de las diferentes competiciones y con los órganos de gobierno que han tenido o tendrán que tomar decisiones difíciles de tomar. Es en interés de nuestra seguridad, y nadie se beneficiará de esas decisiones, sino todo lo contrario. Pero la empatía no te devuelve las horas de entrenamiento que te han llevado a este punto. El arduo trabajo que has realizado, en busca de la tierra prometida, es decir, la forma física, parece haber sido en vano, si es así cómo te sientes, te aconsejaría que evalues seriamente por qué el triatlón se ha convertido en tu prioridad, por encima de cualquier otra cosa…

Las carreras importantes, incluso los planes B suponen un catalizador para muchos, supongo que su ‘por qué’ nació de una necesidad de vitalidad, un deseo de comunidad y una búsqueda continua de libertad. El proceso es demasiado fácil de perder de vista en estos días, pero antes de despreciar todas esas horas “desperdiciadas”, tal vez consideres las alegrías que estas te han aportado por la sensación de trabajo bien hecho, esa sensación de cansancio tan ‘agradable’ ya que eres consciente que lo has dado todo, durante la sesión de natación  o el martes de ciclismo, pueden ser pequeñas, pero son abundantes.

Piensa en los profesionales, cuya forma física es esencialmente su medio de vida. Ese atleta ITU, con el  “motor” perfectamente afinado con precisión antes de WTS de Abu Dhabi (originalmente programado para el fin de semana  y recién anulado), obligado a pasar otro mes en preparación, con los patrocinadores poniéndose  nerviosos por su falta de visibilidad en  carrera.  Deberá encontrar consuelo en el proceso y se centrará en controlar lo que es realmente controlable, su forma física, su medio de vida.

Entonces, ¿cómo puedes aprovechar al máximo la calma en la que nos encontramos forzados ahora? ¿Cómo evitar el aburrimiento sin agotar el catálogo de Netflix y salir del tunel en buena forma para lo que queda de la temporada de triatlón?

  • Turbo Time! Oye, es la elección obvia. Tendrás que contar con la ayuda de una plataforma de entrenamiento inteligente como Zwift, Bkool o Trainer Road, para estimular ese comienzo tuyo a medida que acumulas kilómetros. Es lo menos que se puede hacer después de desnutrirlo todo en una dieta de juegos en la consola, de ver series de Netflix y de recibir gráficos de información sobre el Coronavirus por todas partes. Sube de nivel, mejora tu forma física y pasa un tiempo de calidad con tus compañeros [virtuales] encima del rodillo.
  • Cuida la movilidad y la fuerza del core para las que “nunca tienes tiempo”. Podrías ponerte tus calentadores de piernas más brillantes y rescatr  los videos VHS(o buscarlo en youtube) de Eva Nasarre o Jane Fonda (los más veteranos saben de lo que hablamos, para los más jóvenes: buscadlo en google y echad unas risas).  Sin embargo, mi apuesta sería acceder a la gran cantidad de entrenadores que tienes disponibles en YouTube, que cubren todo: desde la movilidad de cadera hasta los tutoriales de peinado antes de la carrera (spoiler: el peinado de  Josh Amberger es totalmente aerodinámico, ahí lo dejo). Una rutina de flexibilidad para todo el cuerpo del YouTuber Tom Merrick es una excelente opción para comenzar y solo lleva 20 minutos: Ver rutina de Tom

  • Elabora un nuevo calendario de carreras. Tu actual plan de entrenamiento  con códigos de colores y su reducción al minuto se ha visto diezmado, me atrevo a decir que destruido, por el Coronavirus. En lugar de estar de mal humor por lo que podría haber sido, redacta un nuevo cronograma centrado en la segunda mitad de la temporada. Escríbelo a mano y hazlo visual: esto mantendrá tu motivación alta y proporcionará un enfoque nuevo, en un momento en que todos a tu alrededor parecen estar tambaleándose, saqueando las estanterías del supermercado mirando el último éxito de taquilla on-line post-apocalíptico. Si no puedes poner tus esperanzas en un evento, planea un viaje en épico bicicleta o a nadar en un sitio espectacular con tus amigos o familia. ¡Eso seguramente evitará toda esta fatalidad y pesimismo!
  • ¡Mantén la calma y no pierdas el sueño por tu Umbral Funcional de Potencia  cada vez menor! Nosotros, los triatletas, podemos ser un grupo muy activo, pero en serio, el mundo no gira en torno a tu régimen de entrenamiento; unos pocos meses de menor volumen probablemente no te harán ningún daño a la larga. Relájate, sírvete un batido de proteínas helado y simplemente permite que tu cuerpo se libere de la fatiga que has acumulado en lo que llevamos de temporada.

Escrito por : Mark Price.

Traducido y adpatado por: Zone3 Spain