Cómo planificar tu temporada de triatlón 2020

Cómo planificas tu temporada de triatlón 2020

Mientras que unos pocos  se niegan a aceptar que la temporada de triatlón está finiquitada, la realidad es que ya no quedan triatlones en lo que resta de 2019. Muchos de nosotros habremos tenido algún pequeño descanso durante la  temporada y ahora estamos pensando o incluso hemos comenzado nuestro entrenamiento de invierno. ¿Quizás eres nuevo en todo esto del triatlón? ¡Eso también está bien ya que los principios básicos involucrados en la planificación de tu temporada 2020 son los mismos, independientemente de si eres un novato o un profesional!

Antes de dejarte llevar por el entrenamiento (¡recuerda que el invierno es largo y tu no quieres llegar agotado a la primavera!), Es una buena idea revisar lo que sucedió en  temporadas pasadas y considerar  cuanto te gustaría  avanzar en la que ahora comienza. Si vienes de un solo entorno deportivo (ciclismo, atletismo , natación, etc.), utiliza la información que este te haya proporcionado o piensa en tu estado físico general si nunca has sido un deportista de competición.

¿Cómo fueron los últimos 12 meses? ¿Lograste lo que esperabas? ¿Qué podrías haber hecho mejor? ¿Qué funcionó bien?

Después de todo esto, piensa en lo que estás buscando lograr el próximo año (quizás también considerando cualquier objetivo a más largo plazo para el cual la temporada 2020 pueda ser un empujón crucial para la consecución del mismo). Un objetivo podría ser para lograr una clasificación final o mejorar tu marca en una carrera determinada, clasificarse en tu grupo de edad  y competir internacionalmente o tal vez sea simplemente terminar un desafío (que podría ser cualquier cosa, desde un triatlón sprint hasta un Ironman).

Te animo a ser ambicioso y pensar en grande en esta etapa. Después de todo, la mitad de la diversión reside en el hecho que el deporte nos desafía. Personalmente, me gusta alcanzar cosas que están fuera de mi zona de confort e incluso si no logro el resultado que quería, a menudo puedo sentir satisfacción al saber que seguí el proceso de manera efectiva (a veces no puedes controlar lo que sucede en una carrera y,  además, casi siempre habrá alguien más rápido).

Ahora una dosis de realidad. También deberás pensar sobre cuánto tiempo de entrenamiento puedes comprometerse de manera realista y si esto te puede llevar con garantías a alcanzar tus metas y objetivos. Si el objetivo principal es ganar tu grupo de edad en los Campeonatos del Mundo pero, por ejemplo, solo puedes entrenar dos veces por semana, ¡es posible que debas repensar tus objetivos a menos que tengas un talento supremo o algún as en la manga, por supuesto!

Una vez que hayas pensado en todas esas cosas, ¡es hora de tomarte una cerveza y comenzar a crear un plan divertido y desafiante para 2020!

Tiendo a comenzar este proceso lo antes posible. Las fechas para la mayoría de las competiciones importantes del 2020 ya se han publicado. Esta etapa puede llevar bastante tiempo, especialmente si, como yo, tienes intereses deportivos variados. ¡tienes que  reducir las posibilidades y priorizar como nunca antes lo has hecho! “No se puede hacer todo”, tal y cómo siempre me recuerda mi esposa en esta época del año. A regañadientes, tengo que aceptar  que tiene toda la razón, en parte porque siempre hay un coste para acudir a las competiciones, y porque también priorizar ayuda a maximizar tus posibilidades de éxito. Recuerda que no puedes dar lo mejor de ti mismo  todo el tiempo y que la mayoría de las personas solo pueden alcanzar su punto máximo una o dos veces al año.

Comienza eligiendo 2 o 3  carreras, llamémosle objetivos tipo “A”, eventos que estén espaciados durante la temporada y en los cuales deseas lograr un resultado específico. Idealmente, estos objetivos deberían complementarse entre sí de alguna manera. Ganar los campeonatos regionales de 50 m mariposa en  piscina y aspirar a ganar el Campeonato Mundial Ironman de Kona podría ser algo incongruente.

Ten en cuenta también todas las otras cosas que necesitas encajar en tu vida diaria, es decir, todo lo relacionado con el trabajo, las vacaciones familiares o tal vez incluso un campus de entrenamiento.

Una vez que hayas fijado esos objetivos tipo “A”,  puedes comenzar a pensar en los evento o competiciones tipo “B” y “C”. Estos son eventos en los que puedes probar tu forma física, el equipo, la nutrición o simplemente usarlos como un entrenamiento específico  de cara a los objetivos tipo “A”.  El número y la frecuencia de estos eventos dependen del tiempo del que dispongas, de los fondos y de tu motivación, pero nuevamente no quemes todos tus barcos para estar en la línea de salida de alguna(s)  carrera (s) y permitete una pequeña recuperación entre competiciones. Incluso podrías necesitar un descanso a mitad de temporada si  te has planificado una temporada larga o te has fijado objetivo serio. Así que no te preocupes por tomarte una(s) semana(s) libre(s) a mitad de temporada.

Si bien hemos hablado de ser realista, concreto y tener objetivos que sean compatibles entre sí, no tengas miedo de competir en eventos  divertidos, por ejemplo de tu club, o algo completamente diferente al triatlón. A veces necesitas darle un descanso a tu mente incluso si el cuerpo está bien. Después de todo, la mayoría de nosotros hacemos esto por diversión, ¿verdad?

¡Que tengais un gran invierno y disfrutad del  2020!

Escrito por el embajador de Zone3 Iain Dawson