Trucos para el día de tu travesía en aguas abiertas

Posted on 14 julio, 2017

Ya es demasiado tarde para cualquier entrenamiento de última hora, pero todavía hay mucho que puedes hacer para asegurarte de que tu travesía se desarrolle sin problemas. Éstos son algunos consejos para ayudarle a nadar …

LUBRICA
Sin lubricante, tu cuello puede irritarse. No lo vas a notar durante la natación, pero una vez que la irritación comienza ya no hay quien la pare y la vas a notar durante los dias siguientes a tu travesía o competición. Aplicar un lubricante específico para neoprenos en cuello y axilas es esencial si eres propenso a las rozaduras.

Hecha un vistazo a nuestra Vaselina 110% Natural

HAZTE REVISAR LA CREMALLERA DEL NEO
Pídele a alguien que revise la cremallera y cierre de Velcro,  asegúrate que  llegas al cinta de la cremallera para poder desabrocharla luego.

CALIENTA BIEN
Haz que la sangre circule bien por tus músculos antes de entrar en el agua. Esto aumentará la temperatura del cuerpo y te preparará mentalmente para la actividad que tienes por delante. Mueve los brazos en círculos, relaja los hombros y haz unos cuantos saltos para aumentar el ritmo cardíaco.

ACLIMÁTATE
Aunque sea un dia fresco y tengas sensación de frío entra en  el agua tan pronto como sea posible. Deja que el agua llegue a tu cintura, respira profunda y relajadamente y salpícate un poco de agua en la cara. También es bueno dejar entrar algo de agua por el cuello del neopreno (si lo llevas).

POSICIÓNATE EN LA LÍNEA DE SALIDA CON SENSATEZ
Deja tu ego atrás. Si no eres el mejor nadador, lo mejor es dejar las primeras líneas a los que sí lo son. Ponerse en la parte delantera del pelotón siendo un nadador novel ó débil es la manera  de asegurarte un mal rato en los primeros metros, literalmente te van a pasar por encima!

ORIENTACIÓN
A menos que seas Keri-anne Payne, es probable que haya nadadores tanto delante tuyo cómo a tus. No se trata de ser una oveja y seguir ciegamente el “rebaño” de nadadores, pero tampoco necesitas orientarte cada  4 o 6 brazadas si te encuentras en un pelotón. 

LLEVA DOS PARES DE GAFAS DE NATACIÓN
En algún momento, esas gafas que tan y tan bien te van se van a romper, ya no ajustarán tan bien, se empañarán en demasía o darán cualquier otro problema. La ley de Murphy dice que todo eso pasará justo el día de la competición, lo mejor es llevar otro par de gafas de repuesto y que, a ser posible, ya hayas probado antes.

Hecha un vistazo a nuestras gafas de natación.

También puedes hacer lo mismo con el gorro de natación.

Por último, disfruta y nada con una sonrisa!